Bebé Enmantillado

Nacer enmantillado es nacer sin que el amnios se haya roto. El saco tiene dos capas: el amnios la interna y el corion la externa. Sin saco, como sin cordón umbilical o sin placenta no habría gestación posible. El amnios contiene adentro el líquido amniótico y al bebé, la capa externa el corion se conecta a la placenta.

Según los expertos este tipo de nacimientos son extremadamente raros, 1 por cada 80.000 nacimientos.

De ahí, que casi todos hayamos visto ya más de un vídeo de estos nacimientos donde nos fascina por encima de todo, esa calma que el bebé nos demuestra desde su bolsa. Como si no tuviera ganas de atravesar ese velo, deseando quedarse quizá un poco más en ese mundo de paz y equilibrio.

Los bebés enmantillados en esta era de las cámaras y las redes sociales siempre son noticia.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

en_USEnglish
en_USEnglish